lun

27

abr

2015

Control de esfínteres

Uno de los problemas que más nos preocupa a los padres de niños con dificultades en su desarrollo, es el planteamiento y seguimiento de lo que llamamos "control de esfínteres", conocido como el proceso que conlleva el aprendizaje de los hábitos higiénicos relacionados con la ficción (pis) y la defecación (caca) que tienen lugar durante la infancia.

Para llevar a cabo este proceso debemos tener siempre en cuenta la madurez del niño, por lo que nunca deberá efectuarse antes de los dos o tres años de edad.

Este hábito es de gran importancia para la familia y sobretodo para el niño ya que le facilita una correcta integración tanto en su entorno escolar como social y le ayuda a alcanzar un gran progreso en su autonomía personal.

En el caso de los niños con TEA (Trastorno del Espectro Autista) que presentan alteraciones en la capacidad de comunicación, la dificultad que tienen para imitar, la hipersensibilidad....., su aprendizaje y adquisición de hábitos como el control de esfínteres, están condicionados por lo que es importante que tengamos en cuenta el desarrollo madurativa del niño antes de iniciar el proceso de aprendizaje, para que así, podamos garantizar el éxito.



Leer más 1 comentarios