En qué consiste

Una mala alimentación en la etapa infantil puede ser un factor importante en:

  • su personalidad
  • las amistades y otras relaciones
  • su aprendizaje
  • el sueño
  • su energía
  • diferentes patologías
  • etc.

Nuestro dietista aplica en cada paciente un enfoque global pero de forma personalizada. No se trata de ponerse a dieta, sino de poner todo nuestro empeño en lograr un cambio de hábitos permanente.